20/11/10

La rehabilitación

Mejor que no. Qué carajo le importa a Tolstoi que la Iglesia Ortodoxa lo rehabilite o no. Los fascistas tiene memoria y no olvidan a los seres libre y Tolstoi lo fue. Imagino que en su tumba, el anarquista brillante debe estar muerto de la risa del debate desatado en Rusia.
Lo que hay que pensar es si nosotros, ciudadanos libres víctimas de las iglesias, perdonamos a las religiones por todo el daño, la saña y la muerte que han provocado a la Humanidad. Lo que hay que romover es el fin de los privilegios a curas, pastores, popes y fascistas varios escondidos tras el cuento chino de la bondad. Las personas que visten estos ropajes no tienen por qué ser unos canalles, pero las instituciones que los apadrinan están manchadas de sangre y dolor.
Hoy, 20 N, se celebra la mancuerna entre la iglesia ctólica y el dictadorzuelo Franco. Lo que tenemos que hacer es excomulgar civilmente a tanto delincuente con sotana, a esos que estan reunidos en Roma ara ver cómo camuflar mejor la pederastia institucional.