12/11/10

Cansados de lo inevitable

Amy Goodman, de Democracy Now!, lo dijo ayer en Buenos Aires: "estamos cansados de que se nos imponga como inevitable la masacre económica y la violencia como modo de resolver los conflictos". Nada es inevitable, no hay ley divina, no hay leyes naturales ni destino preescritos. O cambiamos nosotros este mundo o no lo cambia nadie. Si esperamos al cataclismo azteca o al efecto de tres trillones de marioposas aleteando olímpicamente, estamos perdidos.
El desánimo es tentación diaria y es un arma con la que juegan los poderes. Hay que parir proyectos, hay que impulsar procesos, hay que hablar, hablar, hablar... convencer a la gente de que pensar no es delito y de que, como en el caso del cuerpo, es un tema de práctica: una vez que te acostumbras a pensar no puedes desconectarte.
Lo inevitable es revelarse, gritar "¡basta de tanta mentira!", indignarse, no transar con los canallas, no retirar la mirada cuando los poderosos nos tratan de intimidar... no ceder ante lo que parece sólido y, en realidad, es puro gas metano fabricado en los sótanos de los bancos y las transnacionales.

2 comentarios:

Ariel dijo...

De acuerdo, habrá que seguir echándole ganas

Idrissi dijo...

Pués eso...