29/11/10

El primer paso

Wikileaks está dando una buena disculpa al imperio para controlar de una vez por todas la red. Si como Assange afirma la próxima "víctima" de las filtraciones es un gran banco estadounidense será el principio del fin. Uno puede tocar al Departamento de Estado (que no es el corazón de la perversidad del imperio), uno puede filtrar unas maldades en Irak, pero golpear al poder financiero son otras palabras.
Del enemigo externo (el islámico), al interno (los medios de comunicación de última generación como Wikileaks). Internet y las redes deberán ponerse bajo control del imperio para garantizar la seguridad y la paz internacional y todos estaremos seguros de que así debe ser.
Tiempo al tiempo.

3 comentarios:

Ramón H. Benjamín M. dijo...

porque la verdad atenta contra la libertad, la democracia y los derechos humanos...

Paco Gómez Nadal dijo...

palabra de Dios (que,como se ha confirmado, ahora sí existe en cada embajada gringa)

Jorch dijo...

Tu crees? Porque toda esta salmodia de mentiras y violaciones (impunes) de la confianza pública produce un aturdimiento general donde, entre los codazos, se derrama toda reclamación: a cualquier organización o responsable público.

Que más da que sepamos lo que ya sabíamos, realmente va a pasar algo?, más allá de los pertinentes reproches de las distintas oposiciones, hasta que se sumerjan de nuevo en la disputa por la posición política, de espaldas siempre a nosotros.
la oposición así usurpa la verdadera voz de los ciudadanos pidiendo explicaciones. Qué mejor defensa tienen. Y la prensa de hoy limpiará los cristales mañana.
Y aún así hay que ser positivo para no enfermar.