24/10/09

Espera con-sentida

La espera cobra sentido cuando es el disparador de todo futuro. Espero tus ojos, mirada quebrada que me roba la cordura que no tengo. Espero tu voz, caricia sutil en la que mecer mi alma. Espero tus labios, laberinto para el que no quiero salida. Espero tu torso, intermedio entre paraísos bendecido por la luminosa claridad de la primavera en la que no resido. Espero... espero vivir en ti para que las certezas, de existir, enraícen en nuestros vientres nunca más distantes; para que la sonrisa que arrancas sea el gesto de nuestra victoria; para que las ventanas que gustamos abrir nunca tengan la tentación de instalar persianas; para amanecer cada día, amanecer como solo se pude hacerlo instalado en-la-interminable-promesa-de-tu-espalda.