4/1/09

Y entoces

Y entonces en este mundo que se cree el primero se celebra el año nuevo como si fuera nuevo, como si algo fuera a cambiar ante el diapasón de la rutina. Se miran los informativos de televisión y los bombardeos de Gaza antes de engullir un polvorón más y brindar por la felicidad impostada y las verdades heredadas. Hay gente hermosa, dispuesta a pensarse y repensarse, hay gente sonámbula que deambula de fiesta en fiesta sin saber si goza o se deja llevar, hay nubes y hay postales de conciencia para enviar a niños adoptados con tarjeta de crédito. Es necesario volver para partir, aunque los afectos queden desparramados en la distancia, aunque se tenga la certeza de que la incertidumbre es a única urdimbre posible en este mundo de anclajes.
Son idiomas diferentes, no pasa nada, pero son diferentes. Ninguno es mejor, pero algunas melodías son menos estridentes que otras.
En estos cinco minutos de conexión con ustedes solo quiero constatar que sigo siendo y eso, a estas alturas del partido, es casi mejor que estar.

4 comentarios:

Baby dijo...

Sigues siendo...Estar, para tí, es
agobio.

náyade dijo...

Celebran estar vivos, y que pueden alegrarse de eso.

veronica dijo...

Paco: Un abrazo y que el 2009 nos renueve la esperanza y el estar. No sabes lo que tus textos me han acompañado este 2008. A veces es díficil tener fe (puede ser fe en un dios, en la vida, en que las cosas mejoren)cuando se ve tanto dolor, pero que otro camino queda????

Rodrivela dijo...

Es curioso: pensar lleva siempre a las consideraciones más contradictorias porque precisamente pensar es sospechar de lo que sabemos, preguntarnos y respondernos incesantemente y sin final posible. La vida es bella y está llena de miserias, la gente es amable y maravillosa pero también mezquina y despreciable. Y sin embargo, nos gusta estar vivos mientras el dolor sea soportable.