20/1/09

'Es hora de aullar para parar la carrera hacia el abismo'

Los y las que me conocen saben que uno de mis pocos ídolos es Saramago. Siempre valiente, siempre buscando la coherencia. Una amiga me ha enviado una nota sobre una intervención de este sabio sobre la manida democracia. Lo quiero compartir acá porque aunque parezcan gotas de agua en un charco repleto, a mi me siguen pareciendo necesarias. La redacción era criminal, así que he sacado las palabras de Saramago.

Así que.... !toca aullar!


«Los gobiernos son los comisarios políticos del poder y del sistema económico»

«Al mundo lo dirigen organismos que no son democráticos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial»

«Es hora de aullar para parar la carrera hacia el abismo»

«La pregunta más banal del mundo, esa para la que no encuentro respuesta: ¿Qué estoy haciendo yo aquí». Para Saramago esta cuestión no aflora con el objetivo de hallar una finalidad a su existencia, «puesto que lo mejor es aceptar la vida que se ha tenido, que también está hecha de rellenos y vacíos», sino desde el convencimiento de que «vivimos con una terrible mala conciencia; sabemos con cada célula de nuestro cuerpo que no deberíamos vivir así, que el mundo es un horror y no nos damos cuenta de que todo eso se puede cambiar».
«Si no cambiamos de vida, no cambiaremos la vida».

«Vivimos en una época en que todo se puede debatir, pero en realidad no es así. Hay un tema que no se toca y es fundamental, ese en el que se asientan las bases, los cimientos, la sustancia de las relaciones humanas: la democracia»

«Vivimos en una plutocracia pues son los ricos los que gobiernan (...) en una democracia bien entendida el gobierno de las polis debería ser ejercido mayoritariamente por los pobres, porque los pobres son la mayoría, y, por tanto, los ricos estar representados en proporción»

«Como si fuéramos corderos nos ponemos en fila para introducir un papel que en principio expresa nuestra voluntad, pero que luego se reorienta por el poder según los intereses»

«Hay que hacer algo en el sentido de reforzar la conciencia, la voluntad de no dejar que nos engañen. No tenemos que dedicar mucho tiempo para saber, dónde, cómo y cuándo nos están engañando; es preciso no dejar que nos engañen porque el engaño es total; es el rey de la tierra»

«La derecha sigue siendo derecha pero la izquierda ha dejado de ser izquierda». «Todos los países que tienen gobiernos socialistas en la Europa actual no son realmente socialistas, nada más que poseen gobiernos de partidos que se dicen socialistas».

«No tenemos leyes de izquierda y aunque antes les gustaba mucho decir que la derecha era estúpida, yo tengo que decir que, hoy, no conozco nada más estúpido que la izquierda»

«A los ciudadanos les queda otra solución: despreciar a quienes nos gobiernan y nos engañan todos los días»

«si los ciudadanos son como los corderos que ni siquiera pueden balar, si se dejan llevar así y no hacen nada para contrariarlo, se podrá decir: tenemos lo que nos merecemos»