25/11/08

SABIDURÍAS IV

El jaibaná Jaime Jumí de la etnia embera no es muy complaciente con los occidentales. Lo que no comprendemos es así porque no queremos comprender...


] “¿Por qué será que los blancos o los mestizos no han podido entender las cuestiones de la naturaleza? La están acabando irracionalmente. Con las maderas que se encuentran, con las minas, con todo están acabando. Cómo será que están acabando con todo y, más tarde, cómo quedará esto. No va a haber animales en el monte, no habrá aves, ni peces, y al no haber esos animales cómo será la vida de los indígenas, de mis hijos… hasta ahí llegará, la vida se acaba. Hemos hablado mucho de esto con la compañera, con los hijos… Miramos desde aquí, desde esta cárcel que es la ciudad.

] “(…) Esa parece ser la idea de los blancos, de los mestizos, y son unas ideas como destructivas: tanto acabar con la naturaleza como con el mismo ser humano. Hasta acaban con la misma madre tierra, porque cuando meten la carretera es como mochar (cortar) pedazos de nuestra madre. Nuestra historia dice que estamos hechos de tierra, de madera de una palma que se llama Memé, y de un palo que se llama Chanú, de allá venimos nosotros. De eso hizo nuestro Dios a los indígenas. Todos eso que se ve alrededor son nuestros hermanos. Todo lo que usted ve alrededor tiene un espíritu. Lo que pasa es que los blancos no saben comunicarse con eso.
No lo hacen en parte porque no quieren saber, porque nosotros los indígenas se lo hemos dicho desde que vinieron las primeras lanchas con españoles…. Les venimos diciendo qué significa la brisa, porque esas hojas suenan así… todo eso se lo hemos dicho desde hace siglos. Entonces es porque no quieren saber. Ellos de pronto piensan que están trabajando para el futuro, pero para nosotros eso no es futuro, eso es acabar el futuro, condenarnos a todos a la muerte del cuerpo y del espíritu.

]Los blancos saben y parece que no saben. Yo creo que es porque no quieren saber. Se tapan los ojos, se tapan los oídos para no saber”.