22/11/08

A desalambrar

La Minga Nacional de Resitencia Indígena y Popular de Colombia dio otra lección de madurez. Después de reunir a casi 40 mil almas en la Plaza de Bolívar de Bacatá (nombre original muisca de Bogotá) y de no ser recibidos ni escuchados por el piramidal y obtuso presidente de la República no hubo un solo altercado, ni un disturbio, ni un problema. Lo que aconteció fue hermoso: el compromiso de dedicarse a desalambrar el pensamiento, como dijo Aida Quilcué, y de construir algo muy concreto. Hoy sábado, en la Universidad Nacional se ratifica una gran alianza de movimientos sociales de Colombia y en un año, el 12 de octubre de 2009, se celebrará el Gran Congreso Popular. Si los pueblos indígenas han prendido la mecha, el resto de movimientos tienen que unirse a esta explosión de conciencia y palabra amanecida. Ojalá así sea.