6/10/08

De las farsas

Más farsas para el álbum


Farsa I
!Viva la crisis!
Todos nerviosos. Las bolsas cayendo de donde nunca debieron estar. La especulación demostró ser eso: especulación. Ahora, meten terror a la clase media -algo nada difícil para esta clase temblorosa- para que avale los desembolsos inútiles de plata que no salvarán nada. Pero la pregunta es... ¿queremos salvar este sistema de locos? ¿No sería mejor dejar que se hunda él solito y nos permita reinventarnos?

Farsa II
Narcocasino
El ministro de Turismo de Panamá, el famoso Rubén Blades, debe cambiar el lema para atraer turistas a Panamá y en lugar de utilizar el "la sonrisa es gratis" debería gritar a los cuatro vientos: "la impunidad es gratis". Ahora se publican reportajes en los que se escandalizan porque Panamá está siendo utilizada por narcos colombianos y mexicanos para negociar y tomar tragos. ¿A quién le sorprende? ¿A nadie le pareció llamativo que se pagaran dos y tres veces los valores de casas y terrenos? Qué bueno el milagro económico de este paisito de nuestros dolores.

Farsa III
Elsantoniño
El asesinato de un bebé de 11 meses en Colombia hace una semana fue como el alka seltzer... pura espuma mediática -ya olvidada, por supuesto- para camuflar la desaparición y asesinato de cientos de jóvenes por parte del Estado, el aumento del desplazamiento en un 41% -el mayor en 23 años- o el aumento del desempleo en más del 11%. Pero ya se sabe, nada mejor que una turba popular o un partido de fútbol para tapar lo molesto.

Farsa IV
Premios y premios
El Nobel de Medicina ha ido para los descubridores del VIH y del papiloma. Nos quedaremos esperando el premio a quién encuentre el remedio porque las farmaceúticas harán todo lo posible para que la vura no aparezca. Ya saben: es mejor medicar que curar.

2 comentarios:

náyade dijo...

Ganancias liberalizadas, pérdidas socializadas. He ahí la cuestión. La maldita cuestión que destila todavía más hipocresía que los grandes movimientos económicos habituales.

Y sí, en otra cosa coincido, y es que qué más da si todo se hunde, siempre que se pueda camuflar con una genial victoria de la selección de turno.

Sabes... tendremos que hablar, en Navidad, de algunas cosas en general. Me gustaría mucho. Hace tiempo que me cansé de no pensar sobre ciertos temas...

Un beso!

Hayek dijo...

Paco, respecto al primer tema, casi suenas como la Fundacion Libertad, quienes hoy publican esta payasada: La solucion a la crisis es ELIMINAR EL BANCO CENTRAL:

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2008/10/06/hoy/opinion/1544304.html Panamá, lunes 6 de octubre de 2008



MANIPULACIÓN DEL MERCADO.


Crónica de una crisis anunciada
Olmedo Miró
opinion@prensa.com


Abusando de nuevo del tan utilizado título de García Márquez, me propongo hacer una cronología de los eventos que llevaron a la crisis bancaria que vive el mundo en estos momentos y al analizar someramente los mecanismos de la misma, darnos cuenta de que no es el mercado sino la práctica de manipularlo por parte de los estados, lo que produce crisis como éstas y muchas otras que han ocurrido en el pasado del mundo.



Todo comenzó en el aciago año de 1913 cuando en una sesión de madrugonazo, el Congreso de Estados Unidos creó lo que se hizo llamar la Reserva Federal, el banco central gringo, con la idea de que funcionara como un organismo que garantizara la estabilidad bancaria, sirviendo como “prestamista de última instancia”. Todos los bancos, por ley, depositaban parte de sus reservas en este banco central, reservas que en caso dado, se utilizarían para proveer créditos de última instancia para bancos en problemas.

Poco se sabía, aunque algunos sabían más, que lo que se estaba creando con este “prestamista de última instancia” era la colectivización del riesgo bancario, creando lo que posteriormente se llamó moral hazard.



Moral hazard no es más que el conflicto moral que se desarrolla cuando al colectivizar el riesgo de pérdida se incentiva a los participantes a tomar más riesgos, ya que las pérdidas se comparten mientras que las ganancias son de cada cual. Bueno, cuando el Gobierno me asegura que socializará mis pérdidas y mis ganancias las mantengo yo, es lógico y rentable agarrar lo que uno tiene e irse al casino. Y al casino fueron los bancos cuando expandieron sus créditos durante la década de 1920, creando un boom económico que propició más crédito aun, hasta que reventó en la tan conocida gran depresión de 1929.



Y crisis fue durante toda la década de 1930 y aunque no fue la primera, fue la más larga por lejos, ya que los bancos tomaron, con el banco central como respaldo, más riesgo que antes expandiendo el crédito. Luego, vino la guerra mundial y luego del triunfo de Estados Unidos y con la conferencia de Bretton Woods se establecen las bases del sistema financiero internacional donde el dólar estadounidense se convertiría en moneda de referencia de todas las otras monedas del mundo. También, Estados Unidos se comprometía a fijar su dólar en oro a 35 dólares la onza. Así, el dólar se convirtió en la moneda de reserva del mundo.



La obligatoriedad de mantener el dólar a 35, por onza de oro, creó una disciplina monetaria que permitió un crecimiento global “milagroso”, sin crisis ni burbujas después de la guerra mundial.

Pero no todo podía estar tan bien, los déficit crónicos de Estados Unidos hicieron que Nixon rompiera con la disciplina monetaria del oro y el dólar se convirtió en moneda sin respaldo tangible, cuando aún mantenía el estatus de moneda de reserva mundial. Se expandió el circulante sin control y vino la inflación de 1970, que solo terminó con la brutal subida en las tasas de interés de Volcker, subieron hasta 21%, estrangulando el crédito global. Pero como Estados Unidos en esa época era más prestamista que deudor, los efectos se sintieron más bien afuera del país, la famosa crisis de la deuda y la década perdida de 1980 en América Latina.



Bueno, si tu moneda es la reserva del mundo y tú la imprimes, ¿no sería mejor que pidas prestado en ella? Bueno, y así se hizo. Comenzó la época de déficit comerciales y de pagos, crónicos de Estados Unidos. Sus deudas con el resto del mundo se dispararon hasta consumir casi el 80% del crédito mundial. Greenspan permanentemente se aseguraba de que las tasas en vez de subir bajaran con cada crisis. Sin embargo, las cosas iban como procesión de Viernes Santo, dos pasos adelante y uno para atrás, hasta que con Clinton “liberalizó” el sistema bancario haciendo que el moral hazard, que ya expliqué, adquiriera un ímpetu sin precedentes. Como consecuencia, la burbuja de internet y la inmobiliaria que vivimos ahora.



La crisis financiera que vive el mundo actualmente no es nueva. Son las mismas crisis que se han dado y que se repiten en todos los países que han experimentado banca central regida por el Estado. Solo que esta vez es la moneda de reserva del mundo. Esto no es un problema de mercado libre, es un problema de mercado intervenido.



Esto se veía venir. La solución está en eliminar la banca central a nivel mundial. Panamá es el vivo ejemplo de que eso se puede hacer. En Panamá, a diferencia de Estados Unidos, la banca es responsabilidad individual. Ojalá que esta vez, los gringos se copien de nosotros.


El autor es miembro de la Fundación LibertadMISIÓN
La misión de la Fundación Libertad es el aprendizaje, la enseñanza, defensa y difusión de los principios y los espacios de libertad individual para que exista, florezca y perdure una sociedad de personas libres y responsables.

VIVA LA LIBERTAD


ABAJO EL FED!!!!!!!!!JAJAJAJAJAJAJAJA....