16/9/08

Textico de vigila 113

Pequeña muerte

Qué extraño morir un poquito, un instante, como si fuera para siempre. Qué desconcertante morir así, estando vivo. Apuro la quietud para que me confirme el espacio en el que soy. El humo quiere colarse todo en el laberinto que parezco ser. Cuando se le prende fuego a este hilo todos los tejidos se hacen innecesarios. Desnudo de mi en esta pequeña muerte, sentado en este balcón sin vistas, plagado de goteos y de enmohecidos canales, no pretendo ver nada. Solo espero que el destino, ese que juega a ser esquivo, algún día me reintegre este órgano cuyo tejido pavonea su necrosis para solaz de tus poemas. En este instante, sin signos a mano, solo tengo un número, el 113, para cerrar este paréntesis.

3 comentarios:

kappa dijo...

113 en numerología da 5, el número de puntas del tetragramatón. Alerta: más que un paréntesis lo que estás cerrando es un círculo.

Es probable que esta vez el destino no sea tan esquivo contigo.

Paco dijo...

¿Será? ¿Cómo carajo se cierra un círculo que, por definición, ya está cerrado?

kappa dijo...

En principio, hay que darse cuenta de que se trata de un círculo, Xico.

Recebe, se é a sua vontade, meu abraço circular.