6/9/10

Se siente bien

Es así y se siente bien.
Tus brazos se extienden sobre valles y ríos de caudal desbordante. Superan husos horarios, tormentas de altura, bajezas ajenas; incluso, sin recato, se cuelan entre mis tristezas, esas que ahora no asoman sino para recordar que alguna vez existieron.
Llegan a mi para recordarme que ya estás en mi y que al llegar también estarás ahí.
Cambia todo y eso se siente bien.
Da esa temperatura en la vida en que todo es posible, ese calor que libera noches y dudas. En tu piel soy, a tu alma llego.