26/12/14

Fin de año


Ya debes saber que no cierro años sin anhelos incumplidos. Este no iba a ser menos. Pero también deberías estar segura de que mis sueños, agazapados en tu piel, se cumplen puntual y periódicamente siempre que posas tu alma junto al café de la mañana y untas con tu voz la árida espalda de mi mañana.