10/12/14

Algunas verdades

Abrir los ojos no duele

Sólo la certidumbre del hastío nos empuja al canibalismo

Si giras tu cabeza para ojear tus huellas asegúrate de no toparte con el silencio

Cuando sangro soy desierto de recuerdos; cuando lloro, pesada duna de memoria

Juntos somos más, pero los imanes dejaron de funcionar cuando instalamos las dobles ventanas térmicas

El aliento de la muerte nos persigue y es su vaho el que nos recuerda, sólo en algunos instantes, la casualidad de estar vivos.

Saber sabe (a) margo

Hoy no estoy dispuesto a renunciarte

La televisión tiene dientes postizos


Las agendas sirven para justificar los desencuentros