13/4/14

Extrañamientos III

La ciudad es extraña. Hace sol donde debería nublarse la mirada. Hay alegre bullicio inconsciente donde el silencio de velatorio podría marcar las horas. Unos jóvenes tocan, encorsetados, instrumentos nacidos para ser libres. Las autoridades subvencionan la estupidez en lugar de permitir que se desarrolle gracias al libre mercado. La máquina de tabaco escupe ginebra en lugar de ron. Y tu. Tú no estás. Así, desconcertado, trato de superar la loma para protegerme en nuestro universo. Justo antes de llegar, el tráfico me recuerda que nada ha cambiado. Al fin.