28/7/14

Celebración

Celebramos tu y yo que yo y tu somos. Celebramos que nuestra piel es una, que nuestras dos almas saben acompasarse. Celebramos que me faltó contar hasta cinco y que a ti te faltó un suspiro esta tarde. Celebramos que levantaron la barrera en este largo paréntesis y que el crustáceo que alojamos dentro tiene la piel canela de ese mar en el que nos (re) encontramos.

Celebramos quizá que nos extrañamos, que nos cuidamos hasta derretir el hielo incandescente que puede ser la vida. Celebramos el lento transcurrir del olvido cuando estamos juntos, la corta distancia entre el silencio y el estupor. Celebramos como se derrumba esta civilización mientras construimos nuestra cueva de esparto, como, incluso en contra de las predicciones, hoy el sol se ha sublevado en el estrecho margen de los cúmulos. Celebramos, al fin, que no hay nada que celebrar, que nuestro llanto cósmico está más justificado que nunca, que cada día es una nueva oportunidad para morir juntos, celebramos tu y yo que yo y tu somos. Somos los dos en los dos. Somos.